Para proteger a sus estudiantes, la IE N° 665 Túpac Amaru II, de nivel inicial y ubicada en Azángaro, recibió dos aulas climatizadas y un kit de pararrayos

A más cuatro mil metros sobre el nivel del mar, los niños y niñas del centro poblado Túpac Amaru II en Puno, no sentirán más frío mientras estudian. El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) del Ministerio de Educación (Minedu) viene realizando los trabajos finales de instalación de dos módulos Tipo Heladas y un kit de pararrayos para la institución educativa inicial N° 665, ubicada en el distrito de San José, provincia de Azángaro, región Puno.

Niños y niñas de Macari, podrán estudiar protegidos de las Heladas

La entrega de este módulo Tipo Heladas estuvo encabezada por el Ministro de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Miguel Estrada, quien estuvo acompañado por el Viceministro de Gestión Institucional del Minedu, Guido Rospigliosi; el Gerente General del Gobierno Regional de Puno, Dione Pacoticona, y la Directora Ejecutiva del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied), Arq. Elizabeth Añaños.

Esta IEI N° 665, una escuela unidocente que brinda servicios a niños y niñas de nivel inicial, no solo recibió dos módulos Tipo Heladas, sino también se le ha transferido un monto de S/ 6,540, a través del Programa de Mantenimiento 2019, con el cual podrá realizar acciones de cuidado y conservación de estos ambientes educativos, así como la compra de mobiliario o útiles que se necesiten para los estudiantes.

Los módulos Tipo Heladas son estructuras diseñadas y adaptadas especialmente para las condiciones bioclimáticas de los Andes, pues permite elevar hasta 10 grados centígrados la temperatura, con respecto al exterior del módulo. Cuenta con una cámara de aire en el techo, que impide la pérdida del aire caliente; un invernadero, que se encarga de capturar los rayos solares para regular la temperatura interna; una antecámara, que limita la pérdida del aire caliente; y los componentes aislantes como el piso de triplay fenólico y fibra de vidrio, más la plataforma de concreto, que impiden el ingreso del frío exterior.

Esta intervención forma parte de las acciones en Puno, del denominado Plan Abrigo, en el cual Pronied instalará 186 módulos Tipo Heladas en 95 escuelas, que beneficiarán a aproximadamente 3,500 niños y jóvenes puneños, quienes pronto estarán protegidos del clima altoandino.

Además de las instalaciones de este módulos, el Minedu y el Pronied atenderán este año a la región Puno con acondicionamientos térmicos en nueve centros educativos, con una inversión de casi un millón 300 mil soles. A ello, le debemos sumar la transferencia de S/ 26 030,165.17 mediante el Programa de Mantenimiento 2019, asignado 3,911 escuelas puneñas para el cuidado y conservación de locales escolares.