IMG_5172

Los recursos económicos deberán ser utilizados en reparación de techos, pisos, instalaciones sanitarias, muros, puertas, ventanas, etc.

En lo que va del año, la región Ica viene recibiendo S/. 8 millones 410,739 nuevos soles para el mantenimiento de la infraestructura y el mobiliario de 741 locales estatales, informó hoy el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED) del Ministerio de Educación.

El monto ha sido transferido por el PRONIED a los directores y responsables de mantenimiento de los centros educativos, a fin de que garanticen las condiciones mínimas de seguridad y salubridad para el normal desarrollo de las actividades escolares.

La transferencia hasta la fecha representa el 99.1% del total de transferencias de mantenimiento programadas para el presente año 2015 (S/.8 millones 488,974 nuevos soles) en los 750 locales escolares públicos de Ica.

Los recursos económicos entregados deberán utilizarse en la reparación de techos, pisos, instalaciones sanitarias, muros, puertas, ventanas e instalaciones eléctricas, así como en la reparación y reposición del mobiliario escolar y el pintado del plantel.

Actualmente, los locales escolares que han recibido las transferencias se encuentran en la etapa de ejecución de las acciones de obras de mantenimiento, las cuales han sido aprobadas con anterioridad por las Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL).

Cabe resaltar que cualquier acción de mantenimiento en una institución educativa no interrumpe las actividades escolares, pues según el Instructivo Técnico del PRONIED, debe realizarse durante el receso escolar o en horarios no hábiles, y siempre previniendo la seguridad  de los estudiantes.

Las acciones de mantenimiento se realizan con la participación de toda la comunidad educativa: directores, profesores, estudiantes, padres de familia y autoridades de la localidad, los cuales se organizan en grupos denominados Comité de Mantenimiento y Comité Veedor para asegurar la gestión de los recursos transferidos.

Por su parte, el PRONIED realiza el seguimiento y monitoreo constante de la ejecución de las acciones de mantenimiento, además de los gastos que efectúa cada institución educativa, garantizando la transparencia en el proceso. Al finalizar los trabajos, los directores deberán realizar la declaración de los gastos realizados con su debido sustento.