Info-mantenimiento-de-locales-educativos

Lima, 21 de noviembre de 2015.- El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), del Ministerio de Educación, transfirió 49 millones 449 mil 673 para que los locales de educación superior y alternativo, entre los que se encuentran los institutos de educación superior público (ISEP), centros de educación básica alternativa (CEBA), centros de educación técnica productiva (CETPRO), etc., realicen acciones de mantenimiento de sus respectivas infraestructuras.

El monto corresponde a dos transferencias realizadas el presente año. La primera ascendió a 31 millones 363 mil 348  soles y formó parte del programa de mantenimiento regular; en tanto que la segunda transferencia alcanzó los 18 millones 086 mil 325 soles y correspondieron a la estrategia de prevención y/o mitigación de los efectos del periodo de lluvias 2015-2015 y el Fenómeno El Niño.

Dicho dinero es utilizado para cubrir los gastos de reparación de instalaciones sanitarias, techos, pisos, muros, puertas, ventanas, instalaciones eléctricas, reparación y reposición de mobiliario así como el pintado de la infraestructura.

El monto asignado para las actividades de mantenimiento en cada local puede ser de un mínimo de S/.2 mil y un máximo de S/.30 mil. El PRONIED enfatiza que se deben priorizar la inversión de los recursos en las necesidades más urgentes.

Para el adecuado uso de los recursos, se debe trabajar con un comité de mantenimiento y un comité veedor, ambos integrados por miembros de la comunidad educativa, quienes acompañarán al responsable en todos los trabajos que se realicen.

Cabe mencionar que los responsables de mantenimiento deben realizar la declaración de gastos en el sistema Wasichay, el cual es un mecanismo informático al que tienen acceso cada una de las autoridades educativas, para dar cuenta de la priorización de gastos para el mantenimiento de los locales escolares.

El PRONIED enfatiza que estas actividades apuntan a que los estudiantes puedan contar con ambientes en buen estado y seguros para incentivar su aprendizaje, y a la vez, se fomenta entre la comunidad educativa la cultura del cuidado de la infraestructura.