PRONIED instaló 592 aulas prefabricadas en 165 colegios de Lima Metropolitana

2015-05-04T17:03:12+00:004 mayo, 2015|

Aula 04-05

  • El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED) invirtió S/. 38 millones en la dotación de 592 aulas prefabricadas, lo que significa un avance de 75% de ejecución respecto a las 793 aulas prefabricadas que serán instaladas a través del Plan Lima de infraestructura educativa.

 

Lima, 4 de mayo de 2015.- El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), del Ministerio de Educación, instaló en lo que va del año 592 aulas prefabricadas en 165 instituciones educativas de Lima Metropolitana, a fin de atender las necesidades de infraestructura escolar.

El PRONIED invirtió S/. 38 millones en la adquisición, transporte e instalación de las 592 aulas prefabricadas, cantidad que representa un avance de 75% respecto a la programación de distribución de 793 aulas prefabricadas a través del Plan Lima de infraestructura educativa del Ministerio de Educación.

Cada aula prefabricada puede albergar cómodamente a 35 alumnos, por lo que este paquete de 592 módulos está beneficiando a 20,720 estudiantes.

Los colegios que recibieron más cantidades de aulas están ubicados en Villa El Salvador (88 aulas prefabricadas), San Juan de Lurigancho (73), Comas (68), Pachacámac (45), Villa María del Triunfo (43), San Martín de Porres (32), Ate (30), Lurigancho-Chosica (27), Carabayllo (20), Los Olivos (20) y Lima Cercado (19).

También se distribuyeron aulas en colegios de San Juan de Miraflores (15), Chorrillos (14), Puente Piedra (13), Santa Anita (13), La Molina (11), Lurín (8), San Bartolo (7), San Luis (7), Punta Hermosa (6), Chilca (5), Cieneguilla (4), Independencia (4), San Borja (4), Chaclacayo (3), El Agustino (3), Pucusana (3), Rímac (2), Santiago de Surco (2), Ancón (1), San Miguel (1), y Surquillo (1).

Estas aulas fueron distribuidas en colegios con infraestructura en rehabilitación o reconstrucción, a fin de garantizar la continuidad del servicio educativo.

Cabe recordar que el uso de estas aulas es temporal hasta que se realice el expediente técnico para la construcción de una nueva infraestructura educativa.

La estructura de las aulas posee una función térmica que protege a los niños del frío, además cuenta con un techo a dos aguas y un sistema de drenaje pluvial lo cual evita el ingreso de las lluvias que puedan afectar el desarrollo de las clases.

Las aulas prefabricadas también cuentan con una rampa de acceso para personas con discapacidad. Además las aulas han sido sometidas a pruebas sísmicas, cumpliendo así con los estándares de seguridad.

La estructura de estas aulas tiene una duración de 10 años y puede ser armada y desarmada en seis oportunidades, a fin de que sea utilizada por otro centro educativo que tenga necesidades de infraestructura.

Rebote en medios:

Gestión

Andina