Asesoramiento

  • El equipo de especialistas del PRONIED brinda asistencia técnica a los directores de los colegios sobre las acciones de mantenimiento preventivo de la infraestructura educativa.

 

Áncash, 12 de noviembre de 2015.- El equipo de especialistas del Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), del Ministerio de Educación, se encuentra desde la semana pasada en Áncash para hacer la evaluación técnica de la infraestructura de 766 colegios de la región programados a ser visitados, a fin de efectuar trabajos preventivos ante la posible ocurrencia del Fenómeno El Niño.

El equipo conformado por ingenieros, arquitectos, técnicos y demás especialistas, recorren los colegios considerados en alto riesgo en las provincias de Aija (43 colegios programados), Antonio Raimondi (35), Bolognesi (35), Carhuaz (53), Carlos Fermín Fitzcarrald (15), Casma (12), Huaraz (114), Huari (73), Huarmey (14), Huaylas (76), Mariscal Luzuriaga (13), Ocros (16), Pallasca (29), Pomabamba (35), Recuay (24), Santa (64), Sihuas (38) y Yungay (77).

Además, los especialistas brindan asistencia técnica a los directores de los colegios sobre las acciones que deben efectuar con los S/.13.5 millones transferidos a 2731 instituciones educativas públicas para el mantenimiento preventivo de la infraestructura educativa y así afrontar el periodo de lluvias 2015-2016 y el Fenómeno El Niño.

Recomendaciones

Los especialistas del PRONIED también vienen brindando recomendaciones a la comunidad educativa de Áncash para proteger la infraestructura educativa ante el impacto del periodo de lluvias 2015-2016 y el Fenómeno El Niño.

Una de las recomendaciones es la instalación de canaletas y tuberías de aguas pluviales en los techos, así como su limpieza e impermeabilización para evitar la entrada del agua. Asimismo, desconectar el sistema eléctrico del colegio bajando las llaves generales antes del inicio de las lluvias es fundamental para asegurar la integridad física de los alumnos.

De la misma forma, para proteger los equipos de cómputo y artefactos eléctricos, estos deben ser ubicados en el segundo nivel de la institución educativa. Si el colegio no tiene segundo piso, se debe solicitar a la institución educativa más cercana el préstamo de un aula en niveles superiores.

El PRONIED también recomienda a las instituciones educativas que cuentan con aulas prefabricadas, colocar sacos de arena en las puertas y alrededor de las mismas, con la finalidad de que el agua no ingrese a los ambientes. Asimismo, se debe realizar la limpieza y retiro de los residuos sólidos de los canales de riego y zanjas de coronación en taludes para evitar los desbordes.

Durante el periodo de lluvias y la presencia del Fenómeno El Niño, los directores y docentes deben mantener comunicación constante con el área de Infraestructura de las Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL), que a su vez estará en coordinación con el PRONIED y la Dirección Regional de Educación para el drenaje oportuno de las aguas pluviales.

Por último, cuando hayan pasado los efectos del Fenómeno El Niño, la comunidad educativa deberá organizarse para realizar faenas de limpieza en los colegios. Para ello, deberán poner especial cuidado en la conexión del sistema eléctrico, solicitando la ayuda de un ingeniero electricista para no poner en riesgo la integridad física de los docentes o padres de familia.

Estas acciones forman parte de la estrategia del Ministerio de Educación, a través del PRONIED, para prevenir y mitigar los efectos que podrían causar el Fenómeno El Niño, y asegurar la infraestructura educativa de nuestro país con el objetivo de garantizar el inicio oportuno del año escolar 2016 y la finalización del presente.