Aula prefabricada (2)

  • El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), invirtió más de S/. 44 millones para instalar 740 aulas prefabricadas a través del Plan Lima del Ministerio de Educación.

 

Lima, 31 de agosto de 2015.- El Programa Nacional de Infraestructura Educativa (PRONIED), del Ministerio de Educación, viene instalando en lo que va del año 740 aulas prefabricadas en 201 colegios estatales de Lima Metropolitana, lo cual demandó una inversión de S/. 44 millones para atender las necesidades de infraestructura escolar.

La instalación de los módulos se realizó en el marco Plan Lima de infraestructura educativa del Ministerio de Educación, con el cual se atiende a los colegios de los distritos de la capital que tienen aulas en rehabilitación o reconstrucción, a fin de garantizar la continuidad del servicio educativo.

El uso de estas aulas prefabricadas es de forma temporal hasta que se realice el expediente técnico para la construcción de una nueva infraestructura educativa.

Las aulas prefabricadas han sido instaladas en colegios ubicados en los distritos de Chilca, Lurín, Pachacámac, Pucusana, Punta hermosa, San Bartolo, San Juan de Miraflores, Villa El Salvador,  Villa María del Triunfo, Independencia, Los Olivos,  Rímac, San Martín de Porres, Breña, Lima Cercado y San Miguel.

También se instalaron en colegios de Ancón, Carabayllo, Comas, Puente Piedra, El Agustino, San Juan de Lurigancho, Ate, Chaclacayo,  Cieneguilla, La Molina, Lurigancho, Santa Anita,  Chorrillos, San Borja, San Luis, Santiago de Surco y Surquillo.

Cada aula prefabricada puede albergar cómodamente a 35 alumnos, por lo que este paquete de 740 módulos está beneficiando a 25,900 estudiantes de los distritos de Lima Metropolitana.

La estructura de las aulas posee una función térmica que protege a los niños del frío, además cuenta con un sistema de drenaje pluvial lo cual evita el ingreso de las lluvias que puedan afectar el desarrollo de las clases.

Las aulas prefabricadas también cuentan con una rampa de acceso para escolares con discapacidad. Además las aulas han sido sometidas a pruebas sísmicas, cumpliendo así con los estándares de seguridad.

La estructura de estas aulas tiene una duración de 10 años y puede ser armada y desarmada en seis oportunidades, a fin de que sea utilizada por otro centro educativo que tenga necesidades de infraestructura.