Gracias a convenio firmado entre Minedu y comuna distrital, nuevo colegio demandó una inversión superior a los 13 millones de soles para beneficio de 760 alumnos.

En un gran marco de alegría por parte de la comunidad y con la presencia de autoridades políticas y educativas, el Programa Nacional de Infraestructura Educativa (Pronied) del Ministerio de Educación (Minedu) y la Municipalidad Distrital de Pomalca, inauguraron las renovadas instalaciones de la IE Octavio Campos Otoleas, en la provincia de Chiclayo, región Lambayeque.

El acto inaugural de esta nueva infraestructura estuvo encabezado por el alcalde distrital de Pomalca, Julio Lazo Pomares, la prefecta regional de Lambayeque, Ana Cecilia Ubillús Ticlla, la sub prefecta de Pomalca, Yolanda Céspedes Orrillo y el director del colegio, profesor Javier Nima Monteza.

El acto inaugural de esta nueva infraestructura estuvo encabezado por el alcalde distrital de Pomalca, Julio Lazo Pomares, la prefecta regional de Lambayeque, Ana Cecilia Ubillús Ticlla, la sub prefecta de Pomalca, Yolanda Céspedes Orrillo y el director del colegio, profesor Javier Nima Monteza.

La construcción de este nuevo colegio se hizo realidad gracias al convenio firmado entre el Minedu y la Municipalidad Distrital de Pomalca, que permitió el desembolso de S/ 13 285,705.44 para la ejecución de este proyecto que contó con la supervisión del Pronied. Este colegio tiene 53 años de fundado y es denominado como el colegio emblemático de Pomalca, pues cuenta con 760 alumnos de nivel inicial, primaria, secundaria y educación técnico productiva.

Antes de su intervención, la I.E. Octavio Campos Otoleas se encontraba funcionando en 02 turnos, desarrollando las actividades escolares en 02 pabellones de 2 pisos, que tienen una antigüedad de unos 25 a 30 años, los cuales se encontraban en mal estado de conservación, constituyendo un peligro latente para integridad física de los alumnos.

Antes de su intervención, la I.E. Octavio Campos Otoleas se encontraba funcionando en 02 turnos, desarrollando las actividades escolares en 02 pabellones de 2 pisos, que tienen una antigüedad de unos 25 a 30 años, los cuales se encontraban en mal estado de conservación, constituyendo un peligro latente para integridad física de los alumnos.